7 ago. 2013

Truco que permite ahorrar 300 euros en la factura de la luz

El Gobierno ha anunciado una nueva subida de la luz, la segunda en poco más de un mes. Pero esta vez se trata de una maniobra un tanto especial ya que está pensada para que los usuarios no puedan esquivar la subida reduciendo su consumo.

¿La explicación? Muy resumidamente, la factura de la luz consta de 2 partes: un fijo que depende de la potencia contratada y un variable que depende del consumo. Pues bien, las nuevas tarifas bajan el precio de la energía consumida (un 22%) pero aumentan la parte fija que no depende del consumo del usuario (un 77%).

Y hay que saber que una práctica muy extendida en España en este momento es dar a los hogares más potencia de la que necesitan. Para hacernos una idea: si antes la potencia más habitual se encontraba entre 4,60 y 6,90 KW, en los nuevos contratos es muy habitual ver 9,20 KW. En resumen: en España, la mayoría de usuarios pagan por más de lo que gasta.

El truco: contratar menos potencia para abaratar la parte fija de la factura

Según datos del comparador financiero de Finanzas.com en colaboración con HelpMyCash, reducir la potencia contratada nos puede ahorrar cientos de euros al año. Los que más pueden ahorrar con esta maniobra son aquellos que viven solos o en pareja en una casa pequeña:

Pareja que vive en piso de 50 m² sin calefacción: si reduce su potencia de 9,2 KW a 2,2 KW que es lo que se ajusta a su gasto, ahorrará 301 € al año

Pareja con hijo que vive en piso de 70 m² sin calefacción: si reduce su potencia de 9,2 KW a 4,4 KW que es lo ajustado a su necesidad energética, ahorrará 207 € al año

Familia numerosa en casa de 120 m² con calefacción: si reduce su potencia de 9,2 KW a 6,6 KW que es su necesidad real, ahorrará 112 € al año

¿Qué podemos hacer para pagar hasta 300 € menos a pesar de la subida?

1. Entrar en la nueva calculadora de HelpMyCash y Finanzas.com y rellenar 5 sencillos campos (metros cuadrados de la vivienda, número de personas que viven en ella, si hay calefacción...)

2. Comprobar si en el informe que recibiremos en nuestro mail se nos informa de que, en nuestro caso, es posible rebajar la potencia contratada.

3. Si la calculadora recomienda que cambiemos a una potencia más baja que sabemos que será igualmente suficiente para cubrir nuestras necesidades energéticas (la calculadora recomienda, pero solo nosotros conocemos el gasto de nuestro hogar), debemos solicitar una rebaja en la potencia a nuestra compañía, quien no tiene que ponernos ningún problema para ejecutar la orden.

De esta forma, la nueva calculadora de HelpMyCash se convierte en un aliado que les permitirá esquivar la nueva subida ideada, precisamente, para ser imposible de esquivar.


Visto en finanzas.com
Publicar un comentario