8 sept. 2012

Denuncian a Rajoy y a todos sus ministros en la fiscalía por prevaricación.

La Liga Anticorrupción ha presentado hoy una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el presidente del Gobierno y su gabinete por la falta de abstención a la hora de tomar decisiones que entren en conflicto con sus propios intereses.


María Batalla 06.09.12

La Liga Anticorrupción presentaba esta mañana una denuncia por prevaricación ante la Fiscalía General del Estado, según ha sabido Diario El Aguijón en exclusiva. Esta organización, presidida por uno de los sobrinos del que fuera Presidente del Gobierno Adolfo Suárez, había enviado con anterioridad, el 5 de julio de este año, un escrito al Congreso que no obtuvo ningún tipo de respuesta tratando este mismo asunto. Esta denuncia se fundamenta en el incumplimiento por el Gobierno en pleno de la Ley que regula los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y los Altos Cargos de la Administración General del Estado que estipula la obligación de abstenerse en la toma de decisiones que afecten a sectores en los que se tengan intereses privados, tal y como ocurre en la totalidad de miembros del Gobierno.

No se ha producido ningún tipo de abstención por parte de ningún miembro del Gobierno, a pesar de que, según las informaciones publicadas por los compañeros de El Confidencial, muchos tienen intereses que entran en conflicto con las últimas decisiones tomadas. A continuación detallamos los datos más relevantes.

El presidente Mariano Rajoy tiene una importante cantidad de dinero invertido en Bolsa que el año pasado le reportó 7.779 euros en dividendos. Un interesante rendimiento del 5,4% sobre los 143.181 euros que posee en acciones, según su declaración de bienes, que no especifica los valores en los que ha depositado su confianza.

Nuestro presidente del Gobierno cuenta con 59.909 euros en cuentas corrientes, que el año pasado le reportaron 1.959 euros de intereses, y, finalmente, tiene 80.572 euros depositados en seguros de ahorro. En “rendimientos de operaciones de capitalización”, sin más concreción, declara 5.528,26, en números redondos, 600.000 euros. 

La cosa no se queda ahí, los ministros también tienen su historial inversor, por ejemplo, Miguel Arias Cañete, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tiene 4.209 acciones del Banco de Santander y 16.640 del Banco Bilbao Vizcaya (BBVA), entre otras entidades, por valor de 72.041 euros. En Petrolifa Ducar S.L tiene invertidos 165.120 euros en participaciones, y 160.979 euros más en Petrologis Canarias S.A.

La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, no se queda atrás, con una inversión de 326.884 euros en bonos del Tesoro y 78.523 participaciones en la empresa familiar Grupo Báñez S.L., sin valorar.

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, tiene invertidos 270.000 euros, más otros 50.598 euros en acciones del BBVA y 76.680 euros más en participaciones en la sociedad Tarundanta.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, tiene tres fondos de pensiones que suman 119.429 euros. 

Jorge Fernández, el ministro del Interior, es de los ministros que menos inversiones ha hecho, sólo tiene 4 títulos de una sociedad valorados en 18,16 euros, y 338 de otra por 5.100 euros, además de obligaciones de Caixabank (2.288 euros). 

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría tiene dos fondos de inversión, que suman en total 99.817 euros. Por su parte, Ana María Pastor, ministra de Fomento, que tiene dos cuentas corrientes con 65.507 euros, pero ninguna inversión conocida. Los que menor cantidad de dinero declaran, son el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que declara solo 26.443 euros en una cuenta corriente en el Banco de Santander y Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que declara 5.019 euros en bolsa y 2.222 euros en acciones y fondos de inversión.

Los ministros Luis de Guindos (Economía y Competitividad), Pedro Morenés (Defensa), José Ignacio Wert (Educación, Cultura y Deporte) y José Manuel García Margallo (Asuntos Exteriores y Competitividad) no han presentado declaración de bienes en el Congreso porque no están obligados al no ser diputados. 



Publicar un comentario