16 sept. 2012

Portugal planta cara a la austeridad de la Troika



Más de 100.000 personas se han movilizado este sábado en varias ciudades portuguesas para protestar contra la subida de impuestos, medida que se enmarca en la austeridad que exige la Troika a Lisboa como condición para su rescate financiero. Entre petardos y bocinazos, los manifestantes exigieron al Ejecutivo conservador de Pedro Passos Coelho que no aplique las medidas de ajuste anunciadas la semana pasada, necesarias para recibir la mayor parte de los 78.000 millones de euros del rescate acordado el año pasado y que supondrán en 2013 una nueva reducción de salarios superior al 7%. La ira popular contra el primer ministro se dejó sentir con fuerza en las marchas, en las que se reclamó su dimisión y un cambio drástico de política que frene el desempleo y el deterioro de los servicios públicos.

Publicar un comentario