15 sept. 2012

Portugal se llena de manifestaciones contra la austeridad y la troika


Lisboa, 15 sep (EFECOM).- Portugal vivió hoy una jornada de manifestaciones contra las medidas de austeridad del Gobierno, que reunieron a decenas de miles de personas en las principales ciudades del país bajo el lema "Que se fastidie la troika".

En Lisboa, la marcha discurrió por el centro de la ciudad hasta la céntrica plaza de España con gritos y pancartas contra el Ejecutivo conservador de Pedro Passos Coelho y las duras medidas de ajuste aplicadas en sus quince meses en el poder para cumplir los requisitos del rescate financiero luso.

Con el ruido de petardos y bocinas, las marchas recorrieron de forma pacífica la capital, Oporto y otra veintena larga de ciudades lusas para expresar el rechazo a la política de austeridad exigida por la troika, que mantiene bajo estrecha vigilancia las finanzas del país.

La Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), los tres organismos que concedieron a Lisboa 78.000 millones de euros en mayo de 2011 y evitaron la bancarrota del país, fueron hoy blanco de la protesta popular junto al Ejecutivo de Passos Coelho.

Las autoridades lusas no facilitaron, como es habitual, cifras sobre las manifestaciones, pero los medios lusos y los organizadores coincidieron en que la de hoy fue una de las jornadas de mayor contestación callejera registrada en el país en los últimos años.

Las protestas fueron convocadas sobre todo a través de las redes sociales por movimientos cívicos y grupos de "indignados" lusos, aunque también se sumaron los partidos de izquierda y los grandes sindicatos.

Sus principales promotores subrayaron en una rueda de prensa en Oporto que la iniciativa no tiene orientación política y su objetivo es expresar al Gobierno y los organismos internacionales el descontento de los portugueses con una política económica que ha disparado el desempleo (hasta el 15 %) y la recesión (al 3,2 %).

Los manifestantes exigieron también a Passos Coelho que no aplique las nuevas medidas de ajuste anunciadas la semana pasada, que suponen una nueva reducción de salarios superior al 7 % y que han criticado también los empresarios y figuras de la coalición conservadora de Gobierno.

Publicar un comentario