17 may. 2013

De dónde vienen los “Grillos”

Su impulsor Beppe Grillo entendió desde el principio que internet no era un lugar dónde ocurrían cosas sino una herramienta que permitía hacerlas en el mundo real y ha convertido internet en la estructura sobre la que se mantiene todo su movimiento ciudadano.

En una concentración en Sassari, el 4 de febrero de 2013 (fuente: beppegrillo.it)



Entre los candidatos que se presentan a las elecciones legislativas italianas los próximos 24 y 25 de febrero nos encontramos con un movimiento cívico, el movimiento Cinque Stelle, liderado por el cómico Beppe Grillo que con un mensaje centrado en la regeneración de la política italiana, se ha convertido en uno de los principales protagonistas de estas elecciones. El movimiento ha conseguido ya resultados electorales destacables pero, sobre todo, ha logrado generar una comunidad de ciudadanos activos, los ‘grillini’, que nos ofrecen novedades interesantes en el campo de la movilización política.

De dónde este movimiento social y cómo ha adquirido la fuerza electoral que hoy ostenta. La respuesta, ésta vez, no está en el viento sino en la red. El movimiento Cinque Stelle comenzó a trabajar hace más de cinco años y apostó desde el inicio por el uso de internet como herramienta política. Desde sus inicios su apuesta fue más allá de la propaganda y la información y se centro en aprovechar la red como plataforma de organización ciudadana y de creación de la agenda de los medios, renunciando expresamente a la televisión. Su impulsor Beppe Grillo entendió desde el principio que internet no era un lugar dónde ocurrían cosas sino una herramienta que permitía hacerlas en el mundo real y ha convertido internet en la estructura sobre la que se mantiene todo su movimiento ciudadano.

Por eso, aunque su actividad ‘online’ es muy destacable, un año antes del período electoral su blog recibía ya 200.000 visitas diarias, y más de 1.000 comentarios por cada ‘post’, a años luz de cualquier otro partido político, lo que supone un cambio radical en la forma en que los partidos políticos usan internet en nuestro entorno es el impacto de la herramienta en las actividades ‘offline’. Como ocurriera con Howard Dean el uso de una herramienta comoMeetup ha permitido a más de 70.000 ciudadanos formar parte de alrededor de 600 grupos de “Grillos” que desarrollan distintas actividades políticas repartidos por 535 ciudades.

Como fruto de estos grupos de actuación, el movimiento se estructura en organizaciones locales que cuentan con sus propias herramientas ‘online’ (página web propia, perfiles en redes sociales… ) orientadas a la deliberación y a la acción política. Por encima de todos ellos, y sostenida también en una página web, la página web de Grillo, se encuentra el equipo que permite la coordinación del movimiento a nivel nacional ofreciendo la visión política del movimiento (habitualmente como fruto de la agregación de los movimientos locales) y espacios donde elevar al espacio nacional los debates locales.


Iniciativas con éxito

Internet no se entiende sólo como una plataforma de comunicación, y se utiliza para la creación de una auténtica comunidad, un ecosistema cívico compuesto por las organizaciones locales y sus actividades, que conforman una estructura que podríamos denominar “meta-organización” (Ahrne y Brunsson 2005, 2008), distintas de las estructuras de red más convencionales.

El movimiento está formado por la unión de grupos que gozan de gran independencia, pero gira en torno a un elemento central que sirve de agregador de experiencias, ordena y comparte la actividad desarrollada por los distintos grupos locales, les otorga mayor visibilidad e impacto, garantiza la cohesión nacional, ofrece una identidad y otorga cierta coherencia a un movimiento tan heterogéneo. Ese es el papel que desempeña Beppe Grillo, con la ayuda de sus herramientas ‘online’.

La comunidad se conforma y consolida en torno a las acciones de participación cívica, miles desde su creación, tanto en iniciativas locales independientes como en campañas nacionales. Desde que el 8 de septiembre de 2007, en el denominado Vaffanculo-Day, se presentara públicamente el movimiento Cinque Stelle, éste no ha dejado de proponer actividades concretas y diversas como “via dall’Iraq!” (un ‘mailing’ masivo dirigido al presidente de la República para que retirara las tropas italianas de Irak); “parlamento pulito” (en el que en un día lograron en la calle más de 300.000 firmas para limpiar el parlamento de políticos condenados y llegó incluso a lograr la financiación de un anuncio a página completa en el ‘International Herald Tribune’ para dar a conocer este tema en la opinión pública internacional); una campaña para ayudar a los pequeños inversores que habían perdido dinero en bonos argentinos o la iniciativa realizada en abril de 2008, en la que lograron 1.350.000 firmas para modificar tres leyes que permitieran reformar el estado de los medios de comunicación italianos.


Actividades

El papel del movimiento en estas actividades ha ido evolucionando con el tiempo. Para lograr la formación y consolidación de esta comunidad el movimiento ha ido evolucionando desde un papel promotor a un papel facilitador. Los grupos locales han desarrollado distintas alianzas con asociaciones y organizaciones con las que comparten objetivos concretos realizando acciones conjuntas e incluso compartiendo estructuras organizativas.

Pero sobre todo los grupos han sabido involucrar directamente a los ciudadanos ofreciéndoles espacios concretos de participación real. Las herramientas tecnológicas son el punto de unión con estos ciudadanos, convertidos en nodos informativos y de acción en torno a una oferta continua de actividades.

De esta manera, hasta la fecha en torno al movimiento se han promovido o apoyado miles de actividades distribuidas entre actividades de información (desde repartir boletines a elaborar contenidos para las distintas plataformas ‘online’) y actividades relacionadas con la defensa del medio ambiente (la oposición a la construcción de una incineradora, prácticas de reciclaje o la promoción de prácticas de movilidad sostenible).

Otro grupo de actividades que destaca entre los miembros del movimiento son practicas de intercambio de bienes y servicios, consumo crítico, economía alternativa, reutilización de productos, créditos locales y otras relacionadas con la política que afectan al estilo de vida (‘lifestyle politics’).




Lecciones a tener en cuenta

Si consolidar un grupo de estas características puede parecer complicado, más difícil se presentaba todavía la conversión de esta acción cívica en propuesta electoral. Tras diversos intentos regionales y locales, en los que los resultados han ido incrementándose progresivamente (llegando a gobernar la ciudad de Parma o a ser la lista más votada en la región de Sicilia), el movimiento se presenta por vez primera a una elecciones nacionales.

Fieles a su espíritu inicial han elaborado las listas a través de la celebración de elecciones primarias ‘online’, han construido su programa de manera deliberativa, en formato ‘wiki’ y, tras renunciar a la financiación pública, han buscado la financiación de los ciudadanos (con un objetivo de un millón de euros de los que hasta el momento han logrado recaudar 425.000 euros de 9.300 donantes). A expensas de lo que pueda ocurrir los próximos días 24 y 25 de febrero (los sondeos le otorgan una intención de voto de entre un 15 y un 20%) todo parece indicar que estamos ante un ejemplo, para aquellos, partidos políticos y movimientos ciudadanos que tratan de consolidarse como actores relevantes en el panorama político.

La evolución del movimiento Cinque Stelle deja una serie de lecciones que merece la pena destacar:

  1. La web no es sólo Twitter, o la herramienta de moda, es una estructura bien pensada, que responda a las necesidades del movimiento y en la que cada herramienta desempeña una función para la que resulta más eficaz que el resto.
  2. Construir un movimiento ciudadano, con o sin presencia electoral, requiere tiempo, mucho tiempo, más de cinco años en el caso de Grillo y sus seguidores.
  3. Es imprescindible mantenerlo vivo a través de actividades continuas, con objetivos claros y concretos y en el que un número amplio de ciudadanos tenga protagonismo real, desempeñando funciones definidas.
  4. Este tipo de estructuras se benefician de la existencia de un líder que, además de ofrecer visibilidad, ofrezca una identidad, que no aplaste la necesaria heterogeneidad, y articule una estructura organizativa, gracias a las herramientas tecnológicas.
  5. Por extrema que sea la posición, incluso para ir contra el sistema es mejor no abandonarlo, promoviendo su reforma, desde dentro, con debates y acciones concretas y determinadas.


Publicar un comentario